Como enseñar trucos a tu perro

Bingo, el perro de Tío Chacho

 

''Sit''

 

Ejemplifica: Coco.

 

Para entrenar un cachorro lo primero que hay que hacer es enseñarle esta orden, es la más sencilla y nos sirve para aquietarlo cuendo es necesario.  De este truco se derivan muchos otros ya que se le da primero esta orden y captando su atención escuchará o asimilará la siguiente. 

Para que lo aprenda debemos prestarle atención, cuando él se siente le diremos la palabra "sit" para que empiece a asociarla con el acto de sentarse. Conviene darle un cariño o un premio, así querrá estar sentado para que le des otro.

Después de algunas veces suspende el ejercicio y continúalo al día siguiente. Cuando no lo espere llámalo por su nombre y dile la palabra "Sit". Si se sienta, dale un pedacito de premio pues tampoco podemos engolocinarlo con premios para que después no coma su comida. Siempre mira a los ojos del perro, practica esta acción unas cinco o diez veces hablándole con cariño y emoción que también constituyen premios y suspende, el comprenderá que al obedecerte te sientes feliz y contento con él.  Después de un rato, cuando tú puedas, puedes repetirlo algunas veces durante el día, no muchas para que no se canse ni se aburra.

Al día siguiente vuelve a iniciar la rutina, el perro ya debe comprender la palabra. Nunca le des un premio si no obedece, háblale molesto para que sepa que no se portó bien. Después de un rato, vuelve a iniciar el ejercicio. Tal vez necesite que estando en sus cuatro patas tu oprimas su trasero para que se siente. Si lo hace y se queda sentado, se habrá ganado una recompensa, puedes darle una fracción del premio, dejar que vuelva a pararse y repetir el ejercicio cuatro o cinco veces.

La mayoría de los perros son listos y quieren a su amo, les es fácil aprenderlo.

Ejemplifica: Hanna



*-*-*-*-*-*-*-*-*

 


Dar la patita:


Ejemplifica: Coco

 

De la misma manera que sentarse, tu perrito puede aprender los demás trucos:

A base de premios o recompensas.

Primero que nada dile Sit y después míralo a los ojos. Dile: "Dame tu patita" y le coges su patita con tu mano. Dale un premio y festéjalo mucho.

Como ya comprende que si te hace feliz recibirá recompensas, aprenderá mucho más rápido que la orden "Sit". Ármate de paciencia y practica este nuevo truco. No creas que será difícil, es pan comido pero sólo si lo repites dos o tres veces al día. Procura ejercitarlo con estos ejercicios diariamente para reforzar su memoria y que no piense que fue un juego de un solo día.  Recuerda nunca recompensarlo cuando no te obedece pero al principio de la enseñanza de un truco utiliza porciones pequeñas del premio y ayúdalo tú a obedecer moviendo su patita, soltándola, repitiendo y cuando salga más o menos bien, darle su pequeña recompensa.

No lo agobies con largos periodos de enseñanza para que no pierda el interés en aprender un truco.



*-*-*-*-*-*-*-*-*


Acuéstate:

Ejemplifica: Hanna


Ejemplifica: Julien

 

Para este truco debemos utilizar un collar y una correa además de los premios para nuestro perro.

Primero le decimos "Sit" y después, al mismo tiempo que oprimimos su trasero como si quisiéramos sentarlo deberemos jalar el collar por medio de la correa hacia el suelo para que tenga que acostarse.  Debemos hacerlo con cuidado y hablándole con cariño para no asustarlo. No les gusta sentirse vencidos pero si ve que se le consiente se tranquilizará y no se sentirá humillado.

Cuando se quede tranquilo, poco a poco nos iremos alejando de él diciéndole "Acostado" suavemente. Dar la vuelta al perrito, colocarse a la derecha y romper finalmente la orden para jugar. Esto es simplemente, llamarlo y festejarlo.




*-*-*-*-*-*-*-*-*


El muerto:


Ejemplifica: Julien

 

Después de haber aprendido la orden de "Acostado", le será más fácil aprender la de "Muertito".

Iniciamos pues con Sit, Acostado. Después decimos la palabra "Muerto" y jalamos su correa hacia el suelo y lo colocamos de costado con nuestras manos para que él comprenda qué es lo que queremos. Una vez que esté de "Muertito" tendremos que dejarlo así por un tiempo breve presionando con nuestras manos. Después, darle un buen premio.

Debemos practicar el ejercicio varias veces contínuas, cinco o seis y dejarlo descansar. No olvidar darle su premio, realmente nos aprecia si permite que lo manipulemos a nuestro antojo. Recuerda que es noble y que confía en ti, trátalo con mucho cariño.

Repetir durante varios días.

 

Todos los trucos que le enseñes debes repetirlos en su vida diaria para que los practique y no olvide.  Cuando te acompañe, cuando estén jugando, cuando quieras que vea la televisión junto a ti, son buenos momentos para un poco de repaso. Es una forma de convivir y de acrecentar el cariño que siente por ti.