HISTORIA, APARIENCIA FÍSICA Y

CARÁCTER DEL YORKSHIRE TERRIER

 

 

Debido a la especial configuración del terreno escocés, a lo largo de la historia se han producido distintos aislamientos en lo que a razas caninas se refiere. El nombre que recibiera podía deberse al área de origen, a la labor que desempeñara o, incluso, al de su propietario, pero todos se unificaron con el nombre de Terrier Escocés.

La revolución industrial fue determinante en la expansión y fijación de esta raza. Los escoceses que trasladaron su domicilio a Inglaterra, en concreto al condado de Yorkshire, llevaron consigo a sus perros, cuya principal función era cazar ratas, muy abundantes en las zonas industriales en aquella época.

Las razas que más influyeron en la formación del actual Yorkshire Terrier fueron el Clydesdale Terrier y el Paisley Terrier, cruzados con el Skye. Aunque éstos desaparecieron, sus estándares fueron redactados, por lo que se puede deducir la ascendencia del Yorkshire Terrier.

La raza recibió su nombre en 1874 pues originalmente fue conocida como Broken Haired Scotch Terrier o Broken Haired Toy Terrier. Los pesos de esas razas variaban entre 4 y 9 libras, eso es de 1.8 a 4 kg. aproximadamente, lo cual coincide bastante con el rango de peso del Yorkshire Terrier de hoy en día.

El primer Yorkshire inscrito en el libro de cría fue «Albert», propiedad del señor Peter Eden, y cuyos rasgos más importantes eran su manto sedoso y azul, muy dorado en la cabeza y patas y con un gran mechón de pelo sobre la cabeza y los ojos. Su propietario fue quien fijó las características de este tipo de perro.

En 1865 nació el que es considerado padre de la raza, «Huddersfiel Ben», cuyo propietario fue el señor Eastwood, quien buscaba un tipo de perro de compañía, es decir, de reducido tamaño, con el pelaje largo y sedoso; de ahí que este ejemplar pesara seis kilogramos. Este perro obtuvo 74 premios; tan popular llegó a ser, que en 1871, cuando murió, fue naturalizado.

Aunque el Yorkshire Terrier fue reconocido como raza por el Kennel Club en 1886, el primer estándar no se redactó hasta 1898; en 1950 sufrió alguna transformación y la polémica acerca del tamaño todavía está presente.

Esta circunstancia no ha impedido que el Yorkshire Terrier se haya convertido en el perro de compañía por excelencia, predilecto en multitud de países, de donde ha desbancado a razas autóctonas.

APARIENCIA FÍSICA

 

El temperamento del Yorkshire Terrier

El Yorkshire Terrier es inteligente, aventurero, valiente y lleno de energía, le es grato ser el centro de atención y con su amo es dulce y cariñoso, sin embargo, con extraños, puede ser receloso y desconfíado.

Como guardián es excelente pues avisa apenas se acerca un intruso, aún siendo un perro pequeño defiende a su casa y su familia. Algunos de ellos necesitan ser entrenados para evitar el ladrido descontrolado pero siendo un perro inteligente aprende rápido sobre todo cuando entiende que el líder es su amo.

Puede convivir con otras mascotas, incluso gatos si son parte de la familia pero si son perros o mascotas extrañas, incluso de mayor tamaño, puede ser agresivo. Es recomendable salir con él siempre con correa pues puede correr o acercarse a un perro mayor en actitud agresiva y dominante.

Su amo desde un principio debe hacerle entender que es el líder de la casa, en caso contrario, si es blando, su yorky intentará ocupar el puesto. La raza Yorkshire Terrier no es sumisa, es un perro obediente sólo porque le gusta hacer feliz a su dueño.

Al encontrarse en manada, cuando hay varios yorkys en casa o en un criadero, prevalece el carácter Terrier y principalmente las hembras pueden tener serias peleas por dominancia. Ellas son más dominantes que los machos pues son dominantes y territoriales mientras que los machos son más sociables y juguetones. En la raza hay preferencia por las hembras debido al arreglo de su pelaje, muchas personas no toman en cuenta que el arreglo es el mismo para cualquier sexo sin embargo el carácter de los machos es más alegre, desinteresado, tolerante y probablemente sea un mejor compañero para los niños si se toma en cuenta que no sea un yorky de un tamaño demasiado pequeño que pudiera ser lastimado por un niño.

El yorky puede ser tan celoso de su amo que incluso puede tratar de impedir que entren otras personas en la habitación, especialmente en el caso de las hembras.

Cuando se ponen nerviosos pueden tener temblores como si tuviesen frío, tambiér salibar por temor cuando van al veterinario o cuando se les peina y se les lastima. Se debe considerar que tienen un pelaje largo que los proteje del frío por lo que si los ven temblar no hay que cubrirlos con sweaters que no les hacen falta y les maltratan el pelaje ya que éste se enreda excesivamente cuando está cubierto, incluso pierde brillo y se reseca.

Si un yorky tiene realmente un resfriado, hay que tomar las medidas adecuadas, llevarlo al veterinario y darle el calor y la atención especial que necesita. Sólo si la temperatura ambiente es excesivamente baja, hay que proporcionarle el abrigo o manta para conservar su cama caliente.

El yorkshire es un perro que debe vivir dentro de la casa y pasar ahí la mayor parte del tiempo, también le gusta pasear y jugar al aire libre pero debemos tomar en cuenta que tenga lugares sombreados para evitar una deshidratación. Si hay demasiado frío o humedad es mejor evitarlo para que no pesque una pulmonía.

Su entrenamiento de baño para hacer sus necesidades fuera de casa o en tapete de escretas puede ser muy rápido y efectivo si se realiza durante las dos primeras semanas que está en su nueva casa y si su amo le dedica tiempo para vigilarlo. Si lo descuida posiblemente ya después no aprenda.

No se le deben proporcionar castigos físicos que sólo lo lastimarían o lo volverían temeroso, su educación debe ser positiva, mediante premios o caricias cuando hace lo que se le indica. Un perro educado hace muy feliz a toda la familia y él a su vez, es muy feliz.

 

CARACTERÍSTICAS DEL CACHORRO

 

CARACTERÍSTICAS DEL ADULTO

 

 

Aspecto General:

La apariencia del Yorkshire debe ser la de un terrier enano de pelo largo, cuya capa cae  perfectamente lisa a cada lado del cuerpo, partida con una raya que se extiende desde la base del cráneo hasta la punta de la cola.
Debe tener una estructura compacta y armoniosa, con aire de importancia.  
La impresión general es de un cuerpo vigoroso y bien proporcionado.
Temperamento brioso y equilibrado.

Cabeza:
Debe ser mas bien pequeña y plana, ni demasiado prominente ni redondeada, el hocico no demasiado largo, con la trufa perfectamente negra.

El pelo de la cabeza debe ser largo y de color dorado (fuego), mas intenso en los costados, raices, las orejas y el hocico.

Los bigotes y las barbas deben ser muy largas.  El dorado de la cabeza nunca debe extenderse hacia el cuello, ni debe haber ningun pelo oscuro entremezclado con el dorado.

Boca:
Dentadura perfecta y regular, con cierre completamente en tijera (los incisivos superioreres deben encajar por fuera de los inferiores), mandibulas niveladas.

Ojos:

De tamaño medio, oscuros, brillantes, con expresion inteligente.  Deben estar situados de tal manera que miren al frente, no deben ser prominentes, y los bordes de los parpados  deben ser oscuros.

Orejas:

Pequeñas, en forma de V, llevadas erectas, no demasiado separadas, cubiertas de pelo corto de un color dorado intenso.

Cuerpo:
Compacto, con costillas algo arqueadas, buenos riñones.  Linea dorsal recta.

Cola:
Cortada de una longitud media, con abundancia de pelo color azul y algo mas oscuro que en el resto del cuerpo, especialmente en la base de la cola.  
Insercion de cola alta, el porte es ligeramente superior al nivel de la linea dorsal.

Cuello:
Moderadamente largo.

Patas delanteras:
Hombros bien angulados, patas rectas, cubiertas de pelo de un color dorado intenso, mas claro hacia las puntas, raices mas oscuras

No deben extenderse por encima de los codos.

Patas traseras:
Patas rectas vistas desde atras, moderadamente anguladas, bien cubiertas de pelo de un color dorado intenso, aclarandose hacia las puntas, raices mas oscuras, no deben extenderse por encima de las rodillas.

Pies:
Redondos, con uñas negras.

Manto:
El pelo del cuerpo es moderadamente largo y perfectamente liso, nunca ondulado. 
Debe ser lustroso, de textura fina y sedosa, nunca lanosa.

Color: 
Azul acero (no plateado) desde la nuca hasta la cola, nunca mezclados con pelos beige ,ni bronces, ni pelos oscuros.  El pelo del pecho es de un color dorado intenso.  
Todos los pelos dorados son mas intensos en las raices y mas claros en las puntas, 
matizandose gradualmente.

Peso:
Hasta 3.175 Kg.  (7 libras)

Defectos:
Cualquier desviación del estándard se considera un defecto, que se penalizará según la gravedad.
Todos los machos deben tener dos testículos de aspecto normal, bien descendidos en el escroto



Sólo existe una variedad de color con distintas intensidades. Debe ser azul metálico oscuro en el cuerpo y dorado oscuro en cabeza, pecho y patas. De textura sedosa y brillante; el pelo debe tener suficiente calibre para que caiga a ambos lados del cuerpo con un peso adecuado para que no se ondule, rice o quede con aspecto algodonoso.

 

El peso ideal se considera entre 2 y 2.800 kg. tanto en machos como en hembras.

Su tamaño, como en todas las razas, está determinado por genética y es un error, un hecho perjudicial para el cachorro, querer controlarlo mediante la disminución de comida ya que esto compromete su salud y le provoca raquitismo y desnutrición. Todos los excesos son malos, la sobrealimentación también perjudica su salud por ello no debes dejar el alimento TODO EL DÍA, sino darle la cantidad aconsejada por tu veterinario o la marcada en los paquetes de croquetas tomando en consideración la edad del perro. Si lo haces así, también te beneficiará en relación a la limpieza de sus heces pues no estará evacuando durante todo el día.

Un cachorro de tres meses come tres veces al día, uno de cinco meses sólo dos veces al día. Los adultos también deben comer dos veces al día ya que por su pequeño tamaño gastan mucha energía al correr o caminar, esto te ayudará también a que no tenga problemas con bajas de azúcar.